Dios es real

 

El 23 noviembre de 2004, el casino de Internet GoldenPalace compró en eBay, por un precio de 28 mil dólares, un sándwich de queso fundido —hecho en 1994 por la vendedora Diana Duyser—, con la “imagen de la Virgen María”.

Es claro que el hombre tiene una sincera necesidad de Dios. Pero también, una oscura necedad por sustituirlo.

Unos lo hacen en los vicios —alcohol, drogas, etc.—; otros, en las compras compulsivas; otros, obteniendo grandes cantidades de dinero, no importando qué consecuencias les traiga; otros, llenando con tatuajes y perforaciones su cuerpo; otros, con sexo fuera del límite y lo normal; etc.

Tal vez usted dirá: “yo no hago nada de eso”.

Pero, ¿busca a Dios con todo su corazón, como lo hacía el rey David, que decía: “Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía ”?.

La triste realidad es que usted, consciente o inconscientemente, busca esa sustitución del Dios verdadero por otra cosa. Y ahí, mi apreciado amigo, comienza la autodestrucción.

Yo lo he experimentado en mi propia vida.

En el 2000, cuando llegué a Minnesota, tenía 20 años de edad. Mis ojos brillaban de deseos profundos, como hacerme de mucho dinero. Mi ÚNICO enfoque era ese. Se volvió una obsesión, al grado de buscar la oportunidad de trabajar dos tiempos completos y uno parcial.

Hasta que, con mucho amor y misericordia, Dios me habló con su Palabra: “No te afanes por hacerte rico; sé prudente, y desiste. “Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día”.

Dios nos ha dado mentores, quienes prefirieron la sabiduría del Señor de señores antes que la ciencia de este mundo:

Sadrac y sus amigos: “He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará ”.

Job: “Y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios”.

David: “…en la casa de Jehová moraré por largos días ”.

Pablo: “porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día ”.

Este mundo es de decisiones constantes y diarias. No hay mejor elección que seguir la ÚNICA VERDAD, que es JESÚS (Juan 14:6).

¿Dónde está tu mirada, en el futuro de esta tierra o en la eternidad con Jesucristo?∞

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s