Octubre 2015

Por: Moisés Gómez.-

¿Alguna vez Dios te ha sorprendido? A mí sí.

Una de esas inumerables sorpresas fue la que me dio la Primera Iglesia Bautista de Renovación, que pastorea el reverendo Alberto Vargas, al ofrecer su ayuda incondicional al ministerio de la Revista Sal y Luz.

Cabe mencionar que me conmoví, al igual que mi esposa, al recibir esa llamada por parte de la secretaria de la iglesia; y es que no me esperaba tan noble gesto por parte de nuestros hermanos en Cristo de esta congregación, sin pedirme nada a cambio.

Desde aquí quiero decirles que me siento súmamente agradecido con Dios por tan enorme muestra de amor y servicio hacia mi persona y hacia el ministerio de Sal y Luz.

Que Dios los bendiga enormemente.

¡Sorprendidísimo! al saber que mi amigo Pedro Contreras y su esposa Carmen están esperando a su primogénito [foto de arriba]. Sé cuánto han anhelado a este pequeño y todo lo que les costó poder llegar a este momento. El nacimiento de Ian es una prueba más de que Dios está en control de todo.

Y pudiera continuar con más sorpresas que Dios me ha dado, pero esas las conservaré en mi baúl de los recuerdos.

Quiero cerrar esta columna citando Gálatas 6:9

«No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos».

Qué disfrutes de esta edición que fue creada para glorificar a Dios y traerte unas palabras que cambien tu vida y transformen tu corazón.∞

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s