Hay más tiempo que vida

Por: Aridait Candanoza.-

«Hay más tiempo que vida».

Creo que muchos de nosotros hemos escuchado esta expresión. Pero si nos damos cuenta, esta expresión siempre se usa para solapar nuestras negligencias y hacer caso omiso a actuar y tomar cartas en el asunto sobre lo que vivimos y enfrentamos a diario.

Este dicho encierra una gran verdad, ya que el tiempo es parte de la eternidad: «hay más tiempo que vida». Pero los días del hombre en esta tierra son como nada comparado con la eternidad. Es por eso que en esta ocasión quiero considerar dos aspectos de vital importancia en la vida del ser humano.

La Biblia dice:«Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora»(Eclesiastés 3:1). Pero debemos recordar que nuestros actos de hoy tienen un fruto el día del mañana; lo que sembremos hoy, cosecharemos en un futuro.

El tiempo pasa volando y cuando nos damos cuenta, ya transcurrieron los años y se nos va la vida sin hacer nada productivo para nuestro propio bien.

Mi consejo para todo joven es aprovechar al máximo el vigor de su juventud, trabajar y superarse para tener un mejor futuro.

La mala aplicación de la idea que «hay mas tiempo que vida» ha llevado a mucha gente a vivir una vida de escasez o trabajar a una edad elevada.

En este país es muy fácil identificar quién aprovechó su juventud y quién no la supo aprovechar, ya que muchos ancianos viven de su pensión, mientras que otros sólo sobreviven.

En el área espiritual, muchos se niegan a buscar a Dios y entregarle su corazón, diciendo que «hay mas tiempo que vida», y por ahora quieren vivir y disfrutar su juventud.

Pero Dios hace un llamado en su Palabra —sin excepción de personas ni de edades—, diciendo:«Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano»(Isaías 55:6).

Es muy doloroso saber que hay gente muy joven que ha muerto sin haber entregado su vida a Cristo. Otros, sin embargo, ya han llegado a la vejez y aún así no buscan de Dios.

Pero vosotros, amados lectores, es verdad que «hay más tiempo que vida», pero nuestra vida no tiene mucho tiempo. Así que, ¡apro-vechémoslo al máximo, trabajemos como si fuéramos eternos en esta tierra y busquemos a Dios como si hoy fuera el último día de nuestra existencia!

¿Estamos dispuestos a hacerlo?∞

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s