Limpios y alineados ante Dios

Por: Edith Soto.-

Bendiciones querido lector.

En estos último días me he dado cuenta que a raíz de la propuesta migratoria del presidente, muchas personas están tratando de limpiar sus créditos, de limpiar su rencor con el Estado, en fin, de alinearse para poder obtener este beneficio. ¡Y qué bueno!

Sin embargo, hay quienes ante esta propuesta se han querido aprovechar. Me da tristeza ver como algunos padres de familia, que en el pasado han sido irresponsables para con sus hijos y esposa(o) —pues me refiero al hombre y a la mujer—, ahora sí quieren ser buenos padres, ya se preocupan por ellos —así como por los papeles que necesitarán en el momento en que comiencen a tomar aplicaciones—.

Y te has de preguntar ¿qué quiere decir con irresponsables? Por mencionar algunos ejemplos: Han abandonado por años a sus hijos sin el más mínimo remordimiento, se han despreocupado por su manutención, hacen caso omiso al daño y sufrimiento que les provoca la falta de amor, etcétera.

¡Wow! Eso sí es feo.

Pero mi pregunta es esta: ¿Así como estás buscando limpiar tu crédito, has buscado limpiar tu alma? ¿Has tratado de alinearte con Dios? ¿De limpiar tu vida de todo pecado?

Te cuento, las oficinas del reino de Dios siempre están abiertas y tomando aplicaciones para todo aquél que desea un cambio total en su vida, para todo aquél que quiere alinearse con Dios.

Así como buscamos siempre estar alineados con la ley, porque sabemos que con ellos no se juega, así debe ser con Dios también.

Sin embargo, muchos le temen más al estado o al gobierno, que a Dios.

Querido lector, ¡con Dios no se juega! Mucha gente cree que puede estarse burlando de Dios, pero veamos lo que dice Gálatas 6:7 «No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará». Puedes burlarte del estado y de los hombre [porque no te conocen], pero de Dios que te conoce y lee tus pensamientos ¡NO creo!

Pero ante Dios tienes la oportunidad de empezar de nuevo. Recuerda que la Sangre que derramó Jesús en la cruz fue con el propósito de lavarnos. Dice Apocalipsis 1:5 «Y de Jesucristo el testigo fiel… el que nos amó y nos lavó de nuestros pecados con su sangre».

Por ejemplo: Cuando lavamos ropa, usamos el cloro para quitar  las manchas y dejar la ropa limpia nuevamente —aunque muchas veces la mancha no desaparece totalmente [risas]—. Así es con nuestros pecados. Nada ni nadie puede perdonar o lavar nuestros pecados, excepto la sangre del cordero [Jesús]. Esta [sangre] es el cloro perfecto de la humanidad a la disposición de todo aquél que lo quiera usar. Y lo mejor de todo es que es GRATIS, pues ya ha sido pagado.

Y no sólo eso, sino que también nuestra conciencia es limpiada a través de su Espíritu Santo.(Hebreos 9:14)

Querido lector, el deseo de Dios es que vivamos alineados a su voluntad, siendo los padres las personas de valores que Él quiere que seamos. Teniendo el beneficio de su promesa. Siendo bendecidos y prosperados en todo.

Estamos a tiempo, podemos comprobar la grandeza y el amor de Dios en, y a través, de nuestra vida.

Date la oportunidad de ser diferente. Jesús puede limpiar tu alma, que es donde está tu crédito espiritual; y al mismo tiempo alinearte con su amado Padre.

Si lo haces, Dios abrirá toda puerta para ti y te bendecirá y recibirás lo que te prometió de acuerdo a su voluntad—aún lo que el presidente de los Estados Unidos te pueda ofrecer—.

Trátalo y NO te arrepentirás.∞

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s