Febrero 2015

Por: Moisés Gómez.-

Estábamos el otro día mi esposa, mi hijo y un servidor sentados en la sala cuando de repente tocaron a la puerta. Era el cartero quien nos traía la correspondencia.

Del bonche de cartas, sobresalían dos sobres. Uno de los remitendetes decía «National Prayer Breakfast» y en el otro «Art Erickson».

Inmediatamente los abrí. El primero contenía una invitación para asistir al desayuno anual que hace el gobierno federal en Washington DC, con todos lo gastos pagados. El otro sobre tenía una carta con el puño y letra del fundador de Urban Ventures y una joya de libro titulado «Zoom».

No podía creer lo que mis ojos estaban viendo. Ambos regalos [El desayuno y el libro] venían de parte del mismísimo Art Erickson.

Me sentí muy honrado al recibir este paquete de parte de este hombre que ha sido una influencia positiva para la comunidad de Minneapolis desde su juventud y hasta hoy.

Tuve la oportunidad de conocer a Art hace dos años en el Desayuno de Oración del estado de Minnesota, el cual se viene celebrando por más de 50 años en las Ciudades Gemelas.

A partir de ese momento, y hasta hoy, ha habido una relación muy estrecha entre Sal y Luz y Urban Ventures, los cuales me han brindado la oportunidad de conocer todo lo que hacen en pro de la comunidad y ayudarles en difundirlo en esta pu-blicación mensual, y sobretodo, ser voluntario en uno de sus tantos programas —Siempre Padres—.

Le doy gracias a Dios por tan inmereceida distinción. Esto me anima a seguir adelante en este ministerio que inició ya hace dos años y que en esta edición se cumplen.

Muchas gracias a todos los que de una u otra forma han sido nuestro soporte, así como las incontables muestras de afecto que han tenido hacia mi persona y mi familia. Gracias también a todos los que han apoyado económicamente esta revista. Dios siga llenando sus graneros.

A mi buen amigo Daniel Hernández, por su amistad incondicional y su bondad al abrirme su casa cuando recién llegué a los Estados Unidos y porque siempre ha estado apoyando este proyecto desde el principio. ¡Gracias manito!

Sobretodo, quiero agradecerle públicamente a mi esposa por ser mi mayor soporte, mi paño de lágrimas, mi consejera y mi amiga. Sé que mucho de este ministerio es gracias a ella y a su amor por la comunidad hispanohablante. Dios te bendiga.

En Cristo, Moisés Gómez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s