¡Feliz 2015! Un año de nuevos comienzos

Por: Alberto Vargas.-

Dios es un Dios de comienzos. Cada final en Dios señala un nuevo comienzo. Por eso, Dios es Dios de nuevas oportunidades, sus misericordias son nuevas todos los días.(Lamentaciones 3:23)

Ahora comenzamos un nuevo año, un nuevo ciclo de eventos que deberán de ser marcados por la gracia divina. Es una nueva oportunidad para acertar al blanco, hacerlo bien, de acuerdo al «modelo» que Dios se ha hecho en el cielo.(Hebreos 8:5b)

Es hora que comprendamos lo que está escrito sobre nosotros en la escritura concerniente a nuestra vida: «Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas».(Efesios 2:10) Dios ha trazado un camino de éxito para cada uno de sus hijos —buenas obras que enmarcan nuestra vida en su amor y nos permiten vivir en la tranquilidad de su voluntad—.

Esas «buenas obras», las cuales Dios ha preparado para ti, siempre tendrán el sello de su amor, su comprensión y su entrega. Son acciones, actos, hechos que salen de un corazón que se rinde a Cristo todos los días y que tienen como producto lo bueno, agradable, lo conveniente; mejor dicho, una vida de felicidad y prosperidad.

Nosotros, los que decimos seguirle, nos empeñamos en seguir nuestra propia y personal voluntad. Pero peor aún, nos empeñamos en crear nuestra propia cristiandad, hecha a la medida de nuestros sentidos y sentimientos. Nos hacemos constructores de nuestro camino y tratamos de mostrar que ese camino está de acuerdo con Dios. Adornamos nuestra voluntad con un versículo aquí y otro allá y le damos nuestra última pincelada «racionalizando» nuestra voluntad y mostrando lo lógica que es. Pero en Dios NO HAY LÓGICA, en Dios hay JUSTICIA y esa justicia en nada tiene que ver con la nuestra ni la manera en que tú y yo vemos las cosas. La justicia de Dios es su lógica. Dios mira nuestra vida y le ha dado color con su vida, por tanto ha preparado un sinfín de «buenas obras», su voluntad en ti, para que seamos felices y demos felicidad a otros. Cuando su justicia, su voluntad, reina sobre nosotros «todo nos saldrá bien».(Josué 1:8)

Por lo tanto, hay un caudal de buenas obras, buenos caminos, preparados para ti este año que ya comienza. Solo niégate a seguirte a ti y atrévete a disponer tu vida en sacrificio vivo delante de Él para que sepas su perfecta y agradable voluntad.(Romanos 12:1-2)

Feliz año 2015, les desea este servidor de ustedes y las Iglesias Bautistas de Renovación.∞

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s