El mes «génesis» del nuevo año

Por: RGO.-

Comienza el nuevo año 2015 y con él se van a repetir las promesas de Dios para con su pueblo, pues así lo dice 2Corintios 1:20: «Todas las promesas de Dios son en él sí, y en él amén, por medio de nosotros, para su gloria». Y hay un canto que muestra que sus hijos por derecho de redención nos lo podemos apropiar:

Las promesas del Señor mías son,
Las promesas del Señor mías son,
En la Biblia yo las leo y sé,
Las promesas del señor mías son.

También un himno que en una de sus estrofas refiere:

Todas las promesas del señor Jesús,
Son apoyo poderoso de mi fe.
Mientras viva aquí rodeado de su luz
Siempre en ellas confiaré.

Por otra parte, se afirma concretamente que son 8,010 y que probablemente pasan de 30,000 promesas en la Biblia.

Siendo así, aferrémonos a todas sin dilación, ya que en calidad de bendiciones o misericordias son nuevas cada mañana.(Lamentaciones 3:23)

Pero, ¿Qué de tus promesas y las mías hechas a Él? ¿Acaso le hemos renovado nuestros votos o nos excusamos dicien-do: «prometer no empobrece»? Miremos lo que menciona Eclesiastés 5:4,5 «cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque Él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas». Es que según el pasaje completo(Eclesiastés 5:1-7) no cumplir con lo prometido a Dios es irreverencia, necedad o insensatez, pecado, mentira, pretexto, provocación, fantasía, vanidad; cuando debe ser temer a Dios y guardar sus mandamientos como principio de sabiduría y el todo del hombre.(Eclesiastés 12:13)

Por tanto, si desde el principio de este nuevo año le hemos prometido serle fiel al Señor en nuestros diezmos y ofrendas, en evangelizar, en los puestos en la iglesia, en santidad creciente, en orar y leer la Biblia, en el llamado a servirle de por vida, etc.,  respondámosle, pues, cual deudores impagables e hijos agradecidos al máximo porque «nos ha dado preciosas y grandísimas promesas»(2 Pedro 1:4) y «Fiel es el que prometió».(Hebreos 10:23) Por lo demás, «si fuéremos infieles, el permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo».(2 Timoteo 2:13)

Próspero año nuevo a todos.∞

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s