Enero 2015

Por: Moisés Gómez.-

Nunca había experimentado tanto miedo como cuando mi hijo convulsionó a causa de la intensa fiebre que lo azotó por varios días.

Víctima de la ignorancia, sufrí al no saber qué hacer cuando sus ojos se pusieron en blanco, su rostró se tornó azul y su cuerpo comenzó a temblar.

Inmediatamente, el servicio de emergencias nos calmó y dijo qué hicieramos hasta que pasara la convulsión.

Aunque el suceso duró escazos 60 segundos, para mí parecían una eternidad.

¡Una eternidad! qué interesante que yo usara esta palabra para decir que sentí que pasó mucho tiempo. Gracias a Dios que mi hijo está bien, recuperado, sano nuevamente.

¿Te imaginas el dolor que sienten los que hemos perdido un ser querido? ¿La angustia que representa tener a un familiar postrado? ¿La desolación al ver morir a alguien por cualquier causa?

Dios nos dio a su único hijo —sin importar su dolor— para morir por nuestros pecados y darnos una ETERNIDAD con Él.

Como mi Padre celestial, yo sé que el se goza en mis alegrías y sufre en mis fracasos. Lo he vivido con mi hijo y ahora comprendo que Dios es igual —y aún mejor— en mi vida.

Mi pequeño me enseñó a confiar más en Dios, a no olvidar que mi dependencia es para Él. Hoy decido ser un mejor padre, un mejor esposo, un mejor amigo, porque yo sé que Dios es así conmigo.

¿Te imaginas una ETERNIDAD al lado de nuestro creador? Tan sólo estaremos 60 segundos en esta vida, y después de ella, para siempre con Él.

Si tú aún no conoces a Jesús, te invito a que leas la columna que está a un lado de este editorial, reconozcas tu necesidad de Dios, le entregues tu vida a Él y recibas el regalo de la vida eterna.

¿Mencioné que después de la fiebre de mi hijo, él ahora me ve con más amor que antes? Me imagino que él pudo ver el cariño y la ternura con que su mamá y yo lo atendimos para que sanara. Él sabe que cuenta con nosotros, que lo amamos y queremos lo mejor para su vida.

Y así ‘mismito’ es Dios con nosotros.

Feliz inicio de año. Que Dios te bendiga y te guarde.

En Cristo

Moisés Gómez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s