¿Dios creó el Coronavirus?

Por: Luis Bernardo Gómez

Quisiera invitarte a que meditemos en una pregunta que ha inquietado a muchas personas en este tiempo de pandemia, y es:

¿Dios creó al COVID-19? 

Déjame decirte anticipadamente que mi respuesta personal es SÍ. Permíteme explicar el por qué.

Primero. Dice Apocalipsis 4:11b: «…porque tú creaste todas las cosas y por tu voluntad existen».

Segundo. Los científicos han descubierto que en la naturaleza —lo que es la creación de Dios como la conocemos los hijos de Dios—, hay por lo menos cinco mil virus y bacterias diferentes en la tierra, en los animales y en los vegetales; y, aunque hay un debate muy grande entre los científicos si estos virus o bacterias son seres vivos o no, en lo que sí concuerdan es que los virus son parte esencial de lo vivo. Es decir, que son benéficos, sirven para la preservación de la vida e incluso para su evolución global.

Por supuesto que en el pensamiento general existe un gran dilema en si estos virus o bacterias son benéficos o maléficos para la vida humana. Por ejemplo: para muchos, hablar de virus y bacterias es hablar de enfermedad y muerte; y puedes estarte preguntando en este momento: ¿por qué, si Apocalipsis dice que Él creó todas las cosas y por Su voluntad existen, este virus puede ser mortal para el ser humano? Y, seguramente, te está costando trabajo concebir la idea de pensar que Dios pudo haber sido el Creador de dichos virus o bacterias. 

Déjame comentarte algo que puede ayudarnos a entender cómo algo tan benéfico para la vida —como los virus y bacterias—, pueden llegar a ser dañinos e incluso mortales: 

1. Por manipulación. Es decir, que un científico toma un virus de la naturaleza, lo trae al laboratorio, lo combina con otros organismos y lo convierte en mortal. Incluso se ha sabido de personas que usan estos virus para infectar a toda una población. 

2. La segunda razón por la que un virus o bacteria puede llegar a ser mortal para el ser humano es por mutación. Eso quiere decir que el ser humano comienza a convivir con ciertos animales o vegetales, incluso los hace parte de su dieta y entonces el virus que está en ese alimento, en ese animal o en ese vegetal brinca al ser humano y, puesto que Dios no lo diseñó para convivir con ese organismo, entonces el ser humano se ve perjudicado por ese virus o bacteria. 

En un ejemplo burdo, esto es como un toro. Atraviésesele usted a un toro y, aunque el toro no es malo, lo va a atacar por su naturaleza. 

Dios creó los virus y bacterias, pero no los hizo malos, allí están para el equilibrio de la naturaleza; pero, si nosotros nos ponemos enfrente y no tomamos las precauciones de limpiar y desinfectar lo que nos comemos, entonces nos va a perjudicar. Y lo mismo pasa con el ser humano, Dios nos hizo para bendición, y en muchas ocasiones por nuestro pecado terminamos siendo de maldición.

Te invito a glorificar a Dios con nuestras vidas y no lo estemos culpando por algo que Él hizo bueno y que nosotros lo hemos convertido en malo. 

Dios te bendiga. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s